Olea europaea, u olivo, ha formado parte del paisaje del mediterráneo desde hace miles de años, hasta el punto de que la inconfundible forma de este árbol perenne se ha convertido en un símbolo de la vegetación mediterránea. Además, quizás nada se identifique más con el concepto de dieta mediterránea que lo que se obtiene al moler su fruta,es decir, el aceite de oliva. Este producto se encuentra tan profundamente arraigado en la cultura de la región que indicadores arqueológicos muestran que su uso era común en la antigua cocina griega y romana, con evidencias de producción en la isla de Creta que datan del año 4000 AC.

Hoy en día, aunque mantiene su gran importancia en los sistemas alimentarios del Mediterraneo, el aceite de oliva ha superado los límites de la región para convertirse en un producto global de alto valor. lo que se verifica por su extensión mundial de las áreas destinadas al cultivo del olivar, el cual como cultivo frutal se sitúa por trás el aceite de palma y de coco. sin embargo. los diez mayores países productores de aceite de oliva se encuentran en la región mediterránea produciendo cerca del 95 % de las aceitunas del mundo. Esto se debe a la particularidades del clima y suelos de la región, que se coincide con la demanda de los olivos de clima cálido, alta exposición al sol y suelos ligeros y calcáreos.
En particular, dichas condiciones se encuentran en gran medida en las zonas costeras de españa, Italia y Grecia, en particular, such conditions are largely met in the coastal areas of Spain, Greece and Italy, los países con una amplia dieta mediterránea en el mundo, y no de causalidad, de lejos los mayores productores de aceite de oliva, junto con Turquía.

Preservar el liderazgo mundial de la Unión Europea en la producción de aceite de oliva tiene una gran importancia económica y cultural que puede convertirse en un desafío en un futuro cercano, debido a los efectos del cambio climático y la propagación de plagas como la mosca del olivo. Por ejemplo, respecto a esta tema, en la mayoría de las zonas productoras de Olea europaea la mosca del olivo Bactrocera oleae se considera la principal amenaza para los cultivos.

Para hacer frente a los desafíos, MED-GOLD proporcionará un servicio climático que producirá los efectos del cambio climático y también será capaz de predecir la influencia de las plagas y la producción del olivar para futuras campañas. Adicionalmente, las herramientas deben ser desarrolladas ayudaran con la toma de decisiones y con la estrategia general a largo plazo, lo que incrementa la rentabilidad y la calidad de los productos finales.

Preguntas que MED-GOLD atenderá

Escala de tiempo estacional

Escala de tiempo a largo plazo (proyección de cambio climático)