El sistema alimentario del Mediterráneo se basa principalmente en la producción y consumo de diversos tipos de cereales. Entre la gran variedad de productos fabricados basados en cereales, uno de los más importantes es la pasta.
Por todo el mundo, la pasta es sinónimo de cocina italiana, pero a pesar de ser una tradición culinaria original sólo de una parte de Italia y después de Europa, la pasta ha cruzado las fronteras internacionales para convertirse en un plato de cocina muy popular, e incluso básico, en muchas partes del mundo.
Su producción mundial asciende a unas quince mil toneladas anuales, siendo Italia el principal productor, seguido de Estados Unidos.

La pasta puede tener muchas formas diferentes y prepararse de diferentes maneras, pero siempre se obtiene a través del procesamiento del trigo duro, cuyo origen radica en el término “durum” que significa «duro». Este tipo de trigo fue creado por selección artificial y se caracteriza por tener granos más grandes que los de los otros tipo de trigos y un endospermo amarillo, que proporciona ese mismo color a la pasta.
El rendimiento y la calidad del trigo duro (por ejemplo, peso estándar y contenido de proteínas) se ven muy afectados por las condiciones meteorológicas.

También es bien sabido que los fertilizantes nitrogenados son un componente importante en el cálculo de las emisiones atmosféricas -los gases de efecto invernadero- y que dichas emisiones son mucho menores cuando los fertilizantes nitrogenados muestran una mayor eficiencia. Al final de un invierno lluvioso se favorece la pérdida de nitrógeno por lixiviación en el agua subterránea y las plantas se ven sometidas a un fuerte estrés debido a esa falta de nutrientes. La cantidad de fertilizante nitrogenado, la composición química en la que se encuentre el nitrógeno (urea, nitrato de amonio, la liberación lenta de nitrógeno y el uso de inhibidores, etc.) y los programas de distribución pueden ser radicalmente diferentes en relación con el clima estacional.

Actualmente, los productores no tienen acceso a esa información, la cual puede ser de utilidad y servir de apoyo a un uso eficiente de los insumos para las actividades agrícolas. La ambición más importante de MED-GOLD para el piloto del servicio climático del trigo duro es proporcionar, por primera vez, información crítica que apoye la definición de la estrategia de fertilización más adecuada, en cada situación específica del cultivo.

Preguntas que MED-GOLD atenderá

Escala de tiempo estacional

Escala de tiempo a largo plazo (proyección de cambio climático)