Luigi Ponti, Invetigador, ENEA, Miembro del equipo de coordinación de MED-GOLD

¿Puedes describir qué es MED-GOLD en pocas palabras?

MED-GOLD trata de poner en valor y adaptar información relacionada con el clima para la gestión de sistemas alimentarios tradicionales de la cuenca Mediterránia como son el viñedo, el olivar y el trigo duro. En Europa, existe una gran cantidad de información climática proveniente de distintas fuentes como son los satélites, observaciones sobre el terreno y modelos climáticos que en conjunto definimos como los programas de Observación de la Tierra (por ejemplo, el programa Europeo Copernicus). Parece que hay un problema en convertir toda esa cantidad de información climática en valor para la sociedad y, en particular, para la agricultura. En MED-GOLD, estamos de abordar esa interfaz entre los datos y la información y su valor para la sociedad.

¿Por qué es importante involucrar a los usuarios en el desarrollo de los servicios climáticos de MED-GOLD?

Cuando hablamos de falta de valor, nos referimos a una falta de valor PARA los usuarios. Por esta razón, hemos tomado el enfoque de comenzar por la definición de las necesidades de los usuarios y hemos estado co-diseñando y desarrollando  el proyecto junto con ellos. Esto asegura que los servicios desarrollados sean de valor para ellos.

¿Cuáles han sido los principales retos hasta ahora?

Básicamente, hemos encontrado los mismos retos que los que motivaron la convocatoria del proyecto. El hecho de que los datos climáticos todavía no tuvieran suficiente valor para la sociedad fue sólo un concepto teórico para nosotros cuando leímos la convocatoria, pero a medida que el proyecto se desarrolla nos enfrentamos y tratamos con este problema en la práctica. Existen también problemas con la terminología. Soy agrónomo y me he dado cuenta de que nosotros, los científicos, usamos palabras que tienen diferentes significados dependiendo del campo de especialización. Nos hemos dado cuenta de que lo primero que tenemos que hacer es ponernos de acuerdo sobre las definiciones, y para ello, hay que llevar a cabo todo un proceso. En este sentido, hemos organizado un taller sobre las percepciones de los usuarios en relación a los conocimientos y capacidades relacionados con los los pronósticos climáticos.

¿Cuál es su valoración sobre la última Asamblea General?

Creo que la Asamblea General superó con creces nuestras expectativas. Fue realmente estimulante. El esfuerzo que Sogrape puso en organizarlo fue increíble. Para mí, el objetivo principal de una Asamblea General es construir equipo. La parte social va mucho más allá de los objetivos técnicos que proponemos. La parte social de un evento como éste, donde todos se esfuerzan, invierten recursos y viajan desde lugares distantes para reunirse en el mismo lugar físico, es maravilloso. Estoy muy contento con el desarrollo de nuestro proyecto.